domingo, 12 de septiembre de 2010

Dónde está la reforma laboral

on el poco tiempo que dispongo, he leído rápidamente la supuesta reforma laboral que el Gobierno ha promovido y no tengo más que asombrarme por lo que he leído.

Lo primero que me he preguntado al finalizar mi rauda lectura ha sido ¿por qué van a convocar los sindicatos una huelga el día 29 de septiembre? ¿Puro teatro, imagino? Habrá que dar cierta apariencia de disconformidad, qué alguien me lo explique. Por el texto que he leído no será ( me niego a llamar a ese texto Reforma Laboral, lo llamaré a partir de ahora Zapateril y Estúpida Tachadura de Artículos Previamente Existentes, y como vivimos en el mundo de lo "acrónimo", pues ZETAPE).

El texto, tanta movida, tanto tiempo, tanta noticia anunciada, lo único que hace es cambiar levemente ciertos artículos y obligaciones empresariales y de los parados,  sin ánimos de aburrir al personal:

(i) Aumentar la indemnización de los contratos temporales (nuevamente me pregunto aquí qué piden los sindicatos),

(ii) Reforzar la negociación colectiva claramente ( en casi todo el ZETAPE, se le da aún más prioridad a los Sindicatos - retóricamente hablan de representantes de los trabajadores, pero al fin y a la postre todos sabemos lo que están hablando - y a la negociación colectiva). Cuestión con la que los sindicatos estarán muy molestos (sic). En este sentido ya escribí en su momento que el gran problema del mercado español es la negociación colectiva, y cómo se pactan los salarios y las condiciones laborales.(Me remito a esa entrada para ver cuan diferente es lo que han hecho: nada, con lo que hay que hacer). Personas más autorizadas coinciden en este sentido. Lo que aquí nos encontramos en definitiva es un mercado de trabajo en el que hay vacantes no cubiertas.


(iii)  Parches en cuanto a la movilidad y las modificaciones substanciales de las condiciones de trabajo, que siguen encorsetando el mercado de trabajo, como bien pone de manifiesto D. Manuel Llamas en otro fantástico artículo en LD y que bien titula Mercado de Trabajo Tercermundista.

(iv) Más de lo mismo en cuanto al fomento de la contratación indefinida, algún cambio en cuanto a las bonificaciones que sólo servirá a los "pillos". Y aquí otra pregunta que es obligada: ¿por qué hemos de pagar todos con nuestros impuestos estas bonificaciones? Cuando el problema del mercado de trabajo ( uno de ellos) es la cantidad ingente de contratos existentes. No porque creen otras tipologías de contrato, bonificados, subvencionados, etc., van a conseguir aumentar el número de trabajadores, que depende de la estructura empresarial, destrozada por la política del gran gurú ZP.

(v) En cuanto a la intermediación laboral, nada de nada. ¿Fin del monopolio del INEM y de los servicios desempelo autonómicos? - otra duplicidad sin sentido -. Para nada, más trámites, y las agencias que ya estaban establecidas a volver a sacar el "papelito" para poder operar.

(vi) ¿Reducción de indemnización? Sí en un caso muy específico, con un contrato muy específico, bajo condiciones muy específicas, que por cierto ya estaban, pero que no resuelven lo fundamental: lo caro no es la indemnización. En la mayoría de los casos son los salarios de tramitación. De estos ni una palabra en el ZETAPE. Se rebaja a través del Fogasa, pero otro aspecto como el despido objetivo sigue igual dependiente de los jueces en última instancia ( y por ende, cuidado con los salarios de tramitación).

En definitiva una reforma que ni es reforma ni es nada, es un ZETAPE. Que los sindicatos se movilizan, pues me gustaría saber por qué: podrían movilizarse por los 5 millones de parados, ¿pero por esta reforma? Las Asociaciones Empresariales más de lo mismo. No voy a repetir por enésima vez que ambos deberían de funcionar a través de las cuotas de sus socios y no de nuestros impuestos ( bueno sí, ya lo he repetido).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada