sábado, 5 de junio de 2010

Los inanes




Todavía algunos lobotomizados seguidores del Partido Popular (PP) quieren un debate Rajoy-Zapatero. ¿Debates? Ya tuvo uno el Sr. Pizarro con el demagogo de Solbes antes de las elecciones, y bien que se encargaron Mariano, su niña y la cuadrilla de acomplejados lameculos de Génova de que el primero no abriera mucho la boca y se mantuviera modosito.

Mi padre siempre me decía que cuando tu enemigo te alaba es que estás traicionando a los tuyos. Recordemos el entusiasmo con el que recibió el diario sectario El País el discurso de Rajoy invitando a marcharse del PP a liberales y conservadores. Moraleja: ¡como a El País le fascina, lo que ha dicho Rajoy no puede ser bueno!

Afirmaba el cantamañanas de Moragas que a él le encantaba la forma de actuar de Mariano. ¡Vaya!, y a Zapatero también le maravilla, como que no tiene oposición a sus políticas sectarias que están arrasando la sociedad española.

Rajoy y sus becarios de lo políticamente correcto se han convertido en tipejos inanes, estratégicamente deformes, ideológicamente insustanciales, sociológicamente autistas, moralmente pastueños y estéticamente obsoletos. Es el sueño del difunto Polanco y su discípulo Cebrián. El sueño consistía en "transformar" al PP y construir una "derecha moderna" a su capricho; que nunca fuera alternativa al poder. Una derecha con bozal y atada al grupo PRISA como buen perro faldero.

Tampoco Rajoy tiene apenas rivales en su partido. Recordemos el Congreso del PP en Valencia y como se preocupó él, con nula democracia interna, de que no existiera oposición. Recordemos como la gente de principios, bizarra y honrada ya han renunciado al maricomplejismo del partido “payudar”: Regina Otaola, Pizarro, Lara, María San gil… .

En el PP todo seguirá descomponiéndose poco a poco mientras los socialistas de derechas como Fraga, Rajoy , Arenas, Mato, Feijó, Camps o Gallardón sigan ahogando la única alternativa política al socialismo radical de izquierdas que abandera Zapatero. Un presidente español liberticida que se siente muy a gusto con el maricomplejismo de Rajoy.

Por maricomplejismo se debe entender también esa oposición dulce, descafeinada, de mesa camilla que Cospedal o Soraya hacen al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tapándose las narices del tufillo barceniano de su partido. Tufillo que junto al Hedor del corruPSOE, están corrompiendo España.

Una oposición reducida a una simple comparsa de parlamentarios palmeros y aborregadamente disciplinados, cuyo deseo es medrar en el poder. Una oposición estúpida dónde todo es suavidad, cesiones y complicidad.

Un partido político financiado con nuestros impuestos que, en lugar de organizar y sacar a los españoles a las calles para evitar que su futuro no caiga en desgracia, se preocupa más de ocultar sus corruptos problemas internos y de apuntalar el hueco liderazgo de un Mariano Rajoy estático y pusilánime que tanto daño está haciendo a los que desean la libertad, el desarrollo y la prosperidad de España.

Mientras tanto, Rajoy, nervioso e inquieto arremete en silencio y con la boca cerrada contra la única Esperanza del partido popular. Rajoy aviva periódicamente el fuego de la crisis del partido a fuerza de gritos cobonianos y silencios gallardonistas, lo que indica que está fuera de control, que ha perdido el norte y los principios, si alguna vez los tuvo.


www.lodicecincinato.tk


http://www.youtube.com/watch?v=6bV9SIvNhJ8

5 comentarios:

  1. efectivamente, desde aquel viajecito a Méjico y el "hacerse simpáticos", hasta acabar con el paripé a la búlgara, la cosa no ha dejado de empeorar...algunos conservamos la ESPERANZA de que alguien haga algo y se acabe logrando democracia interna, lleguemos a listas abiertas, etc, y toda esa serie de cosas raras que se ven por ahí fuera...

    ResponderEliminar
  2. En España no existe un partido liberal consolidado. Eso da lugar a que el PP recoja votos de Democrata Cristianos católicos, de Conservadores sociológicos y de Liberales. En ralidad son dos o tres partidos en uno. Es muy difícil mantener una postura unívoca en temas muy variados.
    Por ejemplo, para muchos liberales, los católicos son socialistas de derechas (no es extraño que muchos católicos voten al PSOE e incluso a comunistas). Pero el PP no puede prescindir de los votos de los liberales, porque pueden ser unos dos millones, que son fundamentales para mantener una base electoral sólida. Esos factores hay que tenerlos en cuenta. Bastante es que el PP no se haya desintegrado después del desastre del 14M, en que pasó de la mayoría absoluta a la oposición, algo nunca visto en democracia occidental.
    Y para complicarlo más en España, los democratas cristianos del país vasco y de cataluña se han tirado al monte del nacionalismo, fraccionando al sector sociológico español de derechas.
    Es que somos la Confederación de Tribus Ibéricas.

    ResponderEliminar
  3. Pero por qué todo el mundo reduce siempre el asunto a PP y PSOE cuando no solo no está ni estará hay nunca la solución. Es que SON ELLOS el primer problema a resolver. Es comprensible lo que han hecho los partidos nacionalistas pero ellos no han estafado/fallado (más de lo que ya cabía esperar), son, ES el bipartidismo, ÉSTE bipartidismo el cáncer cuya metástasis a llegado a todo y a todos. La primera medida es, cuando menos, debilitar en lo posible la influencia del PPSOE para poder empezar a hacer algo útil.

    ResponderEliminar
  4. Ese es el error. ¡Tu mismo lo has dicho estimada Maribeluca!: “….algunos conservamos la ESPERANZA de que alguien haga algo….”.

    Esa misma frase la decían con frecuencia algunos incautos en la dictadura de Franco y nadie hacía nada salvo cuatro despistados que corríamos delante de los grises alrededor de la Facultad de Filosofía; entre otras cosas porque, en cuanto a la prosperidad económica y bienestar, el futuro era alentador en aquellos tiempos, aumentando cada día la calidad de vida de los ciudadanos, esto era así porque quien dirigía los destinos de los españoles creía verdaderamente en España. Entonces, ¿Quién iba a hacer algo sólo por tener la oportunidad de poder levantar sin miedo el puño en alto y cantar la Internacional?. ¡La Internacional no se come!.

    Ahora la situación es distinta. Ahora lo que nos jugamos es el pan, la supervivencia y todo el bienestar que hemos creado, ¡y por bienestar no me refiero al desastroso “Estado de Bienestar”!, sino a las oportunidades y el desarrollo económico que se merece una nación como España. Una nación que una y otra vez ha fracasado en la senda del progreso porque los perversos liberticidas siempre han sabido poner zancadillas para que este país no sea próspero, libre y realmente democrático como muchos de nuestros vecinos europeos. Y no lo digo yo, cualquiera puede comprobarlo estudiando un poco la historia de los últimos siglos.

    No debemos esperar a que alguien haga algo. Todos nosotros debemos hacerlo. Por eso, mi bitácora (www.lodicecincinato.tk) la implementé en base a la siguiente frase: “Lo único que se necesita para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada”.

    Lodicecincinato.tk

    ResponderEliminar