sábado, 7 de mayo de 2011

Ricardo Sánchez Marirena del Alcor

Conozco a Ricardo Sánchez desde hace tan sólo un año, y nuestros encuentros personales se pueden contar con los dedos de una mano. Visité el partido y no volví a ir por motivos personales de salud y luego tuvimos varias conversaciones privadas, que por supuesto quedarán entre él y yo.

Mairena del Alcor está gobernada por el PSOE, y por la misma persona, a la cual no tengo el gusto de conocer, desde hace más de 30 años. Evidentemente no le corresponde a D. Ricardo cambiar este tipo de leyes, pero ¿es democrático; ya incluso lógico; pensar en una democracia en la que el partido que gobierna legislatura tras legislatura es el mismo y encarnado en la misma persona?. A mi no me lo parece, no sé qué opinan ustedes. Pero ese no es el tema en cuestión, puesto que si no estuviese el señor que dirige el Partido Socialista Obrero Español (de nada de lo anterior excepto partido), estaría otro y al fin y a la postre en el Ayuntamiento por detrás los mismos de siempre. Es lo que suele pasar en todos los municipios.

A lo que iba, conozco a esta persona y me abre las puertas del Partido y de su proyecto. Acepto, pero por cuestiones de salud no puedo continuar, y ahora justo al llegar a la meta poco podré aportar y de hecho ni me acercaré a él hasta pasados los comicios. Qué es lo que hace que un liberal convencido, que piensa que el sistema partidista español no sirve, que el sistema económico internacional es un caos provocado por los propios bancos centrales, qué el mayor partido de la oposición no ha hecho los deberes en estos últimos años, y ha esperado que caiga Zapatero como una manzana podrida en vez de ir a por ella, puesto que había motivos más que suficientes, etc., decidiera apoyar ciento por ciento el proyecto de Ricardo Sánchez.

No desvelo nada si digo que hablamos en varias ocasiones a través de mail, y en los mismos vi a una persona bastante comprometida con el pueblo, bastante interesada en solucionar los problemas de los maireneros. Vi a una persona inteligente, astuta, con mucha capacidad y conocimientos (recuerdo sus alusiones a nuestro gran filósofo Ortega), y sobre todo su actitud. Una actitud positiva, ilusionante, regenerativa, un nuevo brío y aire fresco para este pueblo que no se merece más tiempo este tipo de "democracia". Una en la que un parado bien subvencionado es un voto. Quieran verlo o no, es así y más aquí en la Andalucía profunda. En donde un buen cargo es un voto y dónde el sindicalismo se ocupa de mantener el status quo, por si acaso alguien se intenta salir de la foto.

Ejemplos he ido teniendo muchos a lo largo de estos meses, aunque no he podido estar lo cerca que hubiera querido. Sólo les voy a dejar uno. Como es habitual cuando alguien tiene algo que esconder y otro algo que decir, el primero huye y el segundo da la cara. Miren este vídeo y lo comprobarán. Esa es su actitud: dar la cara, y yo a eso en un político lo llamo honestidad, y se puede pedir más cosas a un político, pero la honestidad lo primero.


En el vídeo hay una frase sobre la libertad de pensamiento, y creo que podrá coincidir conmigo en las palabras de Marco Tulio Cicerón cuando decía: "La libertad no consiste en tener un buen amo, sino en no tenerlo", y es precisamente de eso de lo que ahora es hora de romper: esas cadenas.

Sé de las limitaciones que tendría un partido recién llegado, si así fuese, y en la coyuntura económica, política e institucional en la que nos encontramos. Pero eso no hace más que darme cuenta de lo valioso que como persona y político es este señor que se enfrenta a este gran reto: Tomar la Alcaldía de Mairena del Alcor en los tiempos que corren. Noten la diferencia en continuar con la pantomima que llevamos sufriendo más de 30 años.

Para concluir me gustaría citar a otro gran Presidente de USA, como D. Ricardo hace en este vídeo, en este caso. Ronald Reagan: "A vosotros y a mi se nos dice cada vez que tenemos que escoger entre izquierda o derecha, pero me gustaría sugerir que no hay tal cosa como izquierda o derecha. Sólo hay arriba o abajo. Arriba: hacia un sueño viejo como el hombre; la libertad definitiva compatible con la ley y el orden. Abajo: el totalitarismo de hormiguero".

Estimado Ricardo, todo mi humilde apoyo, suerte y un último comentario: el bambú chino es plantado, y el primer año es cuidado, abonado, regado y mimado. El segundo año es cuidado, abonado, regado y mimado, y el tercero y el cuarto y el quinto, y en ninguno de esos años crece la más mínima rama, al sexto año en cinco semanas el bambú toma fuerza y llega a tener hasta 30 metros de altura: ¿cuántos años tardó el bambú en crecer? ¿ cinco semanas o seis años?

Buen trabajo y buena suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada